Un día perfecto (2015): El festival de la cuerda

crítica cine un día perfecto cinérgicos

Si le tuviera que dar un Goya, le daría el no-existente a mejor reparto

Hay veces en las que me encuentro en una seria disyuntiva. Bueno, a ver, relativicémoslo. Para mí, que tengo una tendencia obsesiva rayando el trastorno severo de tenerlo todo bien organizado y categorizado y valorado y etc., es muy importante valorar numéricamente todo lo que veo o leo. A veces es sencillo, otras no tanto. Pues bien, con Un día perfecto me ha costado mucho hacerme el veredicto. Y básicamente es porque mi lado racional la valoraría más desfavorablemente, pero mi sensación global (AKA corazón) me dice que no, que no puedo ser tan duro. ¿Y a quién hago caso?

¿Me olvido que los personajes son muy simpáticos porque, por otro lado, no profundizan en algunos de los que te quedan ganas de saber más como B (Tim Robbins) o que, simplemente, uno no sabe muy bien que pintan, como Katya (Olga Kurylenko)?

¿Me olvido de que me mantuvo pegado al sofá durante toda la hora y tres cuartos que dura porque me quedó un regusto de película inacabada y que podría haber dado más de sí? ¿Me olvido de que la vi sin siquiera pestañear y el tiempo me pasó tan rápido como hacía tiempo que no me ocurría viendo una película?

¿Me olvido de que me conmovió en alguna que otra escena porque a uno le queda la sensación de que Aranoa quería tocar demasiados palos y acabó por no ahondar demasiado en ninguno?

¿Me olvido de que me hizo reír en muchísimas ocasiones porque trata con algo de ligereza algunas cosas?

¿Me olvido de…bueno, el apartado musical no tiene excusa. La peor selección de temas que he visto en mucho tiempo y que no encajan para nada con lo que se está viendo.

No hace falta que continúe. Creo que ha quedado claro. Si valorase Un día perfecto fríamente saldría algo mal parada, porque tiene varios puntos en contra, pero no puedo ignorar que pasé un rato muy entretenido viéndola y, al fin y al cabo, de eso también trata el cine.

Nota: 7 (de aprovechad ahora para pedirme algo, que estoy magnánimo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.