El problema con Anarchy es que sigo sin creerme la premisa de la que parte la saga de La Purga. No puedo dejar de pensar en lo absurda que es la justificación que hace DeMonaco para dotar de algún sentido la noche dónde todo vale. Se mire por donde se mire, resulta increíble que algo