Quiz Show. El dilema (1994): Los medios y la honradez

crítica cine quiz show cinérgicos

Quiz Show. El dilema – Quiz Show

Hay películas en que los temas se diluyen con la trama y uno tiene que leer entre líneas para descifrarlos. Y las hay donde eso es el eje central, donde el debate temático es básicamente lo que vertebra todo lo demás. Quiz Show es de estas últimas y todo gira alrededor de dos cosas de las que no se suele hablar frecuentemente de forma tan clara y contundente como hace aquí Redford, señalando con el dedo, sin subterfugios ni chorradas:

  1. La primera es la honradez, cualidad muy importante para algunos o absolutamente ignorada para otros. Para algunos (como es el caso de Rob Morrow o Paul Scofield) es algo muy preciado, algo que consciente o inconscientemente deben preservar. Algo que no pueden manchar. Generalmente no ganarán nada que no se hayan trabajado, pero podrán estar orgullosos de lo que hayan conseguido, porque será algo que no se ha conseguido de forma desleal. Y luego están los otros, como John Turturro, a los que la honradez o bien les importa un comino o directamente ni siquiera se han planteado que exista o que sea algo que deba detenerlos en su afán para conseguir algo que de forma normal no conseguirían. Para ellos corromperse es algo marginal, algo que no se plantean. Y luego hay un tercer grupo, los que aun sabiendo que están haciendo algo deshonesto, aunque por dentro una vocecilla les diga que no están haciendo lo correcto, siguen adelante (como Ralph Fiennes). De ahí el desconcierto de Turturro al final; se está comparando con Fiennes y sabe que el que peor parado ha salido de todo esto es Fiennes y no él, porque Fiennes sabe lo que implica ensuciarse, perder la integridad y quedar manchado para siempre.
  2. Y lo otro es un análisis sobre cómo funcionan los medios, y no me refiero solamente en el plano de los concursos, que es el caso de Quiz Show. Todo lo que vemos por televisión está increíblemente bien calculado; se nos informa o no de X suceso en función de cómo se decantará la opinión pública. Y quien quiera creer que esto no es así, que no hay partidos de futbol que están amañados de antemano o que el ganador de Gran Hermano ha sido elegido por decisión del público, es un iluso.

En Quiz Show todo lo demás es algo secundario, pero no por ello menos pulido. Tenemos a actores muy buenos en pantalla (John Turturro, David Paymer, Ralph Finnes) y la puesta en escena es correcta. Lo único que se le puede achacar a Quiz Show es que el ritmo es algo lento en ocasiones y se agradecería que las cosas sucedieran más rápido, más que nada para que la narración adquiriese más fuerza y empaque. Aun así, atrapará a cualquiera que se haya debatido alguna vez sobre qué es hacer lo correcto y qué no.

Nota: 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.