Madrid, Above the Moon (2016): A mí no me toques mi Linklater, que muerdo

crítica cine madrid above the moon cinérgicos

Madrid, Above the Moon

Miguel Santesmases con Madrid, Above the Moon nos propone que conectar con alguien de buenas a primeras, que surja la chispa del amor en ese primer contacto (lo que siempre se ha llamado amor a primera vista), que eso no existe. De hecho, intenta demostrar continuamente que lo que ocurre en Antes del amanecer de Richard Linklater es algo que solo funciona a nivel cinematográfico (algo en lo que no estoy de acuerdo). Sin embargo, dejando a un lado que no creo al 100% en la tesis de Santesmases, o dicho de otro modo, que creo en ella pero siempre matizando y tomando distancia, sí es interesante ver que los enamoramientos a primera vista no ocurren si uno no está dispuesto a creer en ellos. Si uno no está curado de todas esas cicatrices que nos dejaron relaciones anteriores, si uno no está verdaderamente dispuesto a dejar de estar solo, de pensar en sí mismo; si uno no deja atrás todo eso, no podrá tirar adelante ninguna relación. También es interesante ver cómo Santesmases nos enseña que enamorarse no es un proceso que dependa de uno mismo solamente y, a diferencia de lo que estamos acostumbrados a ver en el cine, sintonizar con alguien a las primeras de cambio es un proceso de ensayo y error que puede tomarte toda la vida. El tema está muy bien tratado y el reparto y el apartado técnico acompañan.

Sin embargo, hay una cosa que me saca de esta historia: el elemento pretencioso que introduce gratuitamente el director rompiendo la cuarta pared y recalcando que la historia que estamos viendo no es real. Entiendo cuál es la intención: pretende decirnos que las películas y las historias que se cuentan en ellas son ficción, que distan mucho de representar la realidad. Pero con ese detalle final solo consigue que todo, supongo que involuntariamente, me importe muy poco; me saca de la película, en lugar de subrayar el tema de fondo, que es lo que pretendía el director. Estoy seguro que existen muchas otras técnicas para demostrar ese punto de vista y que no tienen que pasar por decirnos que los personajes son solo eso, personajes, y que veamos que todo es un set de rodaje y verlos a ellos mismos tomando conciencia de que son personajes.

Si le quitamos eso, que al fin y al cabo solo son los últimos diez minutos, Madrid, Above the Moon es una película solvente y que propone una teoría de cómo funcionan los enamoramientos y las tomas de contacto cuando ligamos interesante, independientemente de si estamos de acuerdo o no con ello.

Nota: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.