Serie TVArchivo

Ergo Proxy (2006): No te preocupes, que ya se me ocurrirá algo…

…le dijo el guionista al director mientras iban por la mitad de la serie. Sabes qué, que me da igual. No he entendido nada. Pero no solo esto: no quiero molestarme en hacerlo. Hay series complejas, que son verdaderos puzles, como Evangelion o Twin Peaks, pero uno tiene la sensación que las piezas están ahí,

Kids on the Slope (2012): Menos romance y más jazz, por favor

No sé cuándo ocurrió exactamente, pero hubo un momento en que en Japón se dejaron de hacer buenos anime. La época de los Cowboy Bebop, GITS SAC, Samurai Champloo, Wolf’s Rain o Mushi-shi quedó atrás; ahora los anime (de los manga no hablo porque no estoy tan metido como antes) parecen todos cortados por el

Master of None (2015): ¿Es una comedia? ¿Es un drama? ¿Es costumbrismo? Ahhhh amig@

Si no me equivoco, en un capítulo de The Big Bang Theory un personaje (creo que Penny) comentaba burlonamente que las series de Netflix eran una mezcla de géneros desconcertante e incoherente. No he visto muchas series de Netflix, creo que solo Stranger Things y la serie que nos ocupa, Master of None, y con

Stranger Things (2016): Esta es la crítica nº2385047999427495120 de ST que vas a leer

Para ir al grano (con algún que otro spoiler): De Stranger Things me quedo con Once y la pandilla, que son el alma de la fiesta; con esos destellos de genialidad del guion, como por ejemplo todo el sistema de luces que monta la madre del chico desaparecido para poder comunicarse con él, y el

Olive Kitteridge (2014): No es tan tan buena como dicen

Psé. Seguro que te cae una buena  si le cascas menos de un 8 a Olive Kitteridge, me dije al terminar los dos primeros capítulos. Supongo que a veces estar ante unos actores con un talento como la copa de un pino (a destacar Frances McDormand y Richard Jenkins, que son de sobresaliente), una factura