Ciencia-ficciónArchivo

Passengers (2016): Esas casualidades que te dan la vida

Ciencia-ficción. Jennifer Lawrence. Nave que viaja por el espacio hacia una colonia remota. Toda la tripulación y pasajeros, hibernados. Algo sucede. Un tipo se despierta muchísimo antes de lo que debería y no sabe cómo volver a criogenizarse a falta de muchísimos años para que la nave llegue a su destino. Morten Tyldum, que venía

Ergo Proxy (2006): No te preocupes, que ya se me ocurrirá algo…

…le dijo el guionista al director mientras iban por la mitad de la serie. Sabes qué, que me da igual. No he entendido nada. Pero no solo esto: no quiero molestarme en hacerlo. Hay series complejas, que son verdaderos puzles, como Evangelion o Twin Peaks, pero uno tiene la sensación que las piezas están ahí,

Equals (2015) y Nerve (2016): Cine para prepúberes

Nerve y Equals son un buen ejemplo de películas dirigidas para adolescentes. Tarde o temprano tenía que actualizarse este subgénero, adaptarse a las nuevas generaciones digitales. Había que tomar el género que antaño habían cultivado otros directores y habían usado para retratar la juventud del momento (ahora me viene a la cabeza Linklater y su

Alien: Covenant (2017): Ridley se ha vuelto a reír en mi cara y ya van…

Seis tips antes de ver Alien: Covenant: ¡Esto no es Alien, no se confunda! Si usted creía por los tráilers que esto iba a ir de Alien, usted está muy equivocado. Nada más lejos de la realidad: esto es Prometheus 2 y todas las escenas que vio del alien en el tráiler serán todas las

Westworld (2016): Bebiendo de los errores de Lost

A Westworld le pasa lo que a muchas historias de ciencia ficción y fantasía: Que se curran mucho la ambientación, que el mundo que nos plantean es fascinante, original y, a priori, proclive a grandes cosas, pero al final se queda solo en eso: una idea muy interesante y vistosa. Y que peca de grandilocuente,

Melanie. The Girl With All the Gifts (2016): Todos menos el de ofrecer algo realmente distinto

Melanie. The girl with all the gifts me recuerda mucho a 28 días después. Empiezan bien, más o menos hacia la mitad alcanzan su punto álgido y luego decaen estrepitosamente. A diferencia de 28 semanas después, que esta sí es una película sólida del género como pocas y que no decae en ningún momento. Para

Black Mirror -3ª temporada- (2016): A mí me han aguado el café (1ª parte)

Black Mirror es uno de esos pasatiempos desagradables que espero con mucho interés cada año, habida cuenta de las grandes perlas que nos ha dejado; Blanca Navidad es de lo mejor que he visto en la pequeña pantalla, capítulo redondo donde los haya y donde todo lo que hace grande esta serie alcanza las más

Outlander (2008): Vamos a ganarlo usando hasta los pedos, ya verás

De vez en cuando aparecen una serie de películas mediocres tirando a malillas que, por un motivo u otro, son reivindicadas por un grupo de filmaffiniteros: se esgrimen motivos de lo más variopintos, pero todos ellos con el objetivo de transmitir el siguiente mensaje: “a ver, para qué la ves si sabes que no te

Midnight Special (2016): Nichols se da contra un canto

Jeff Nichols es un buen director. Es de esos que no me cansaba de recomendar, porque Shotgun Stories y Take Shelter son buenísimas, pero a medida que va avanzando su filmografía empiezo a no tener muy claro si es tan genio como creía. Mud estaba bien, pero tenía un problema: que había subtramas que no

Hidden. Terror en Kingsville (2015): A este guion le sobraban unas cuantas cervezas

Después de ver Hidden: Terror en Kingsville de los hermanos Duffer (los de Stranger Things) solo he podido articular tres reflexiones que creo definen a grandes rasgos la experiencia que supone ver esta película. Con spoilers. Primera reflexión: En mi casa pues como que los golpes de sonido estridentes no nos molan mucho. Cuando toca