Calle Cloverfield 10 (2016): El señor agujero de guion

crítica cine calle cloverfield 10 cinérgicos

Cuando ves a tres tíos firmando un guion corre y escóndete.

Me interesé en Cloverfield (Monstruoso aquí en España) porque la citaban en el podcast Todopoderosos como una película muy interesante dentro del subgénero de los extraterrestres (aunque coincido con Juan Gómez Jurado en que no tiene pinta de bicho extraterrestre, sino de monstruo sacado de Godzilla). El resultado fue muy positivo, porque es una película que, pese a algunas incoherencias y a lo poco que te importan los protagonistas, intenta ajustarse a lo que ocurriría si un bicharraco de golpe y porrazo aterrizase en tu ciudad y lo destruyera todo. Se me encendió la bombilla y conecté Cloverfield con una película que se había estrenado a principios de año y que también tenía la palabra “cloverfield” en su título; leí algunas críticas que decían que alguna conexión tenían, pero que no estaba muy clara. Total, que un par de días después me puse a ver Calle Cloverfield 10 y vaya si no es lo mismo. Para nada. (De hecho, mi padre, al que le he pasado ambas películas con pocos días de diferencia y no le he contado nada de esto que os cuento ni se ha documentado, ni siquiera ha mencionado conexión alguna. Ahí lo dejo).

Ojo, que hay muchos spoilers a partir de ahora.

Digamos que Calle Cloverfield 10 tiene uno de esos guiones con los que te puedes liar a puñetazos en un ring, sacar la navaja y todo lo que tú quieras, y nadie te va a parar. No es que el guion haga aguas todo el tiempo, ni mucho menos, pero te planta un giro por aquí, te lo crees, te planta otro por allá que contradice un poquito el de antes, pero te lo sigues creyendo, luego te la mete doblada sin que te des cuenta, pero sigues viéndola, porque, repito, no te has dado cuenta (lo dejo al final de la crítica como bonus track); luego venga giro por aquí y por allá, llega el último y dices: vale, tiene un guion un poco mejorable, me lo trago porque me da la gana y me lo estoy pasando bien. Y luego viene el hachazo final, que trabajado de otro modo hubiese sido magnífico, porque que los extraterrestres sean reales no es nada malo. Eso es un puntazo, de verdad. Te lo hueles (entonces, ¿cómo se explicaría la mujer ensangrentada que aparece a la mitad de la película?), pero está muy bien. El problema es ese viraje a la acción, con la protagonista en plan heroína de acción machacando una nave extraterrestre con un cóctel molotov a los cinco minutos de salir del búnker. Ni se nos desarrolla la supuesta reacción que cualquier persona normal tendría al ver una nave extraterrestre, ni nos da tiempo para que nos creamos que una persona que está a punto de ser tragada dentro de un coche encuentre todas las herramientas necesarias para armarse un cóctel molotov, se lo tire a una especie de boca, el bicharraco se incendie y explote como si hubiese sido impactado por un mísil.

Las interpretaciones son buenas, hay momentos de tensión conseguida y la parte del búnker, si decides pasar por alto todos esos hechos inexplicables (¿Por qué la tiene esposada al principio si la tiene encerrada en una habitación blindada? ¿Por qué sigue encerrándola a veces sí y a veces no una vez ya confían el uno en el otro? ¿Por qué la envía a ella a que repare el aire? ¿Pensaba que no se daría cuenta de la palabra escrita en la ventana de la puerta que comunica con el exterior?) está bien. Pero los últimos diez minutos no hay quien se los crea y acaban lastrando una propuesta que podría haberse quedado en interesante.

Nota: 4

Bonus track:

Y con todos ustedes, el agujeraco del guion: Emmet le cuenta a nuestra protagonista que estuvo años ayudando a Howard a construir el búnker, que es por ese motivo que conocía el paradero del búnker. Entonces, cuando ve la foto de la supuesta hija de Howard, Megan, y Emmet le dice a la protagonista que esa no es la tal Megan, sino una antigua compañera suya del instituto que desapareció cuando él iba al instituto (que especifique esto es importante, creedme), y se nos muestra otra foto de la chica sacada en el búnker, ¿cuándo demonios se construyó el búnker? ¿A caso Howard la tenía secuestrada mientras Emmet erigía el búnker? ¿Es posible que Emmet construyera el búnker cuando aún iba a la escuela? Ah amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.