Ani-Kuri 15 (2007): La importancia de saber condensar

crítica ani-kuri 15 cinérgicos

Otra cosa: cuánto echo de menos a Satoshi Kon

Allá por 2007 quince directores y animadores de renombre se animaron, valga la redundancia, con el siguiente reto: rodar, cada uno, un corto que no superase el minuto de duración. Y, bueno, algo que a priori podía resultar harto estimulante, les salió como les salió. Viendo Ani-Kuri 15 he llegado a la siguiente conclusión: Los hay que saben condensar muy bien sus ideas en apenas 1 minuto y los hay que no tienen ni puñetera idea de qué hacer cuando les plantean un reto como este.

Dentro del primer grupo encontramos cortos buenos como el de Satoshi Kon, que es el mejor de largo, el que ofrece una lectura más allá de lo visual, y el de Makoto Shinkai, que es divertidísimo. Por desgracia son los menos en un conjunto no ya irregular, sino que tiende al descalabro. Los hay que pasan sin pena ni gloria, pero cumplen con su cometido, se dejan ver vamos, como el corto de Michael Arias, el de Akemi Hayashi o el de Mahiro Maeda, que entretienen, o que al menos cumplen muy bien en el aspecto puramente visual. Dentro de este subgrupo de Ani-kuri 15, además, la animación suele ser de calidad.

Y luego están los que no valen un pimiento, los que si no fuera por la imaginativa sinopsis que figura en Filmaffinity no entendería ni su madre (como los cortos Gyrosopter o Blaze Man), o que directamente son chapuzas visuales (suele coincidir con los cortos a cargo del estudio Gonzo, un estudio que siempre ha pecado de ofrecer una animación pobrísima en comparación con otros estudios como Madhouse o Studio 4ºC), o que simplemente pretendían ser chistes y con los que apenas te ríes (como el corto Colonel Sports, Sancha (Aromatic Tea) Blues o Attack of Higashimachi 2nd Borough), o que simplemente se quedan en algo meramente visual (como el corto de Mamoru Oshii, del que sinceramente esperaba mucho más).

El resultado es, pues, algo deslavazado y a tenor de ello recomiendo, sin pudor, que veáis los mejores y os olvidéis de los peores.

Nota: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.