Archivo mensual: noviembre 2016

John Wick (Otro día para matar) (2014): Just a fucking car, just a fucking dog

Con John Wick me ha ocurrido algo muy singular, o que a mí al menos me parece moderadamente remarcable (esas chorraditas en las que piensas cuando tienes demasiado tiempo libre), y es que me la han recomendado conocidos (mayormente mujeres) con los que coincido usualmente en cuanto a gustos cinéfilos y de otra índole; sin

Midnight Special (2016): Nichols se da contra un canto

Jeff Nichols es un buen director. Es de esos que no me cansaba de recomendar, porque Shotgun Stories y Take Shelter son buenísimas, pero a medida que va avanzando su filmografía empiezo a no tener muy claro si es tan genio como creía. Mud estaba bien, pero tenía un problema: que había subtramas que no

Master of None (2015): ¿Es una comedia? ¿Es un drama? ¿Es costumbrismo? Ahhhh amig@

Si no me equivoco, en un capítulo de The Big Bang Theory un personaje (creo que Penny) comentaba burlonamente que las series de Netflix eran una mezcla de géneros desconcertante e incoherente. No he visto muchas series de Netflix, creo que solo Stranger Things y la serie que nos ocupa, Master of None, y con

Hidden. Terror en Kingsville (2015): A este guion le sobraban unas cuantas cervezas

Después de ver Hidden: Terror en Kingsville de los hermanos Duffer (los de Stranger Things) solo he podido articular tres reflexiones que creo definen a grandes rasgos la experiencia que supone ver esta película. Con spoilers. Primera reflexión: En mi casa pues como que los golpes de sonido estridentes no nos molan mucho. Cuando toca

Serpico (1973): Una lección de honradez e integridad como la copa de un pino

Podría decir muchas cosas de Serpico, pero hay una historia que ejemplifica muy bien de qué va. En cierto momento de la película, una de las parejas de Serpico le cuenta a Frank una historia sobre una bruja que un buen día envenena el pozo de una comunidad. Todos los aldeanos beben de él menos